Día II de INSPIRA

Por: Andrés Oliveros

El sábado inició INSPIRA. Estoy muy emocionado porque la sesión salió muy bien. Tenemos veinte asistentes (arquitectos, diseñadores, vendedores, periodistas, directores de comunicación, nutriólogas, abogadas…) y todos traen súper buena vibra. Mañana subiré algunas fotos del sábado: no te las pierdas.

Por lo pronto, te pongo una probadita de un tema que abordaremos el siguiente sábado.

¿Quién eres?

Antes de que la gente te crea (y te compre), debes darle elementos para contestar estas dos preguntas:

¿Quién eres?

¿Por qué debería confiar en ti?

Si contestamos atinadamente habremos tirado una barrera natural que todos ponemos cuando nos enfrentamos a alguien (y más si se trata de alguien que nos quiere vender algo). Una vez que la barrera haya caído estaremos más cerca de su corazón y de su cabeza. Si contamos historias desde ahí resonarán mucho más fácil en ellos.

Incluimos este pequeño tema en este Día II porque antes de comunicar y de contar historias tendríamos que escucharnos a nosotros mismos: las historias que diseñemos y que contemos van a estar empapadas de nosotros.

¿Conoces tu Historia?

Antes de comunicar cualquier cosa tienes que tener claro esto.

¿Qué pasa si no conoces tu Historia?

Vas a dar información de manera muy errática sobre quién eres, y sobre qué ofreces. Y es probable que no tires la barrera de la que hablábamos hace poco. Si quieres que los demás te vean como X, tienes que esforzarte diariamente en preguntarte si tú tienes claro que tú representas/eres X.

¿Cómo descubres tu Historia?

Tienes que conocerte muy bien. De hecho, puede ser que no tengas una Historia. Si ese es el caso, tienes que armarla.

Si INSPIRA es un taller lineal, ésta es una pequeña pausa. Lo que quiero hacer en los siguientes párrafos es análogo a escarbar cuando estamos recorriendo un camino. Sabemos que el destino está en frente, pero necesitamos profundizar un poco, buscar la raíz, encontrar algo. Y ese algo es nuestra Historia. Si no la tenemos clara, éste puede ser un buen momento para empezar a escarbar.

Tu Historia (con H mayúscula) -o la de tu empresa- es una manera muy eficaz de distinguirte de los demás. Pero es mucho más que eso. Es la manera como interpretas tu pasado, entiendes tu presente y visualizas tu futuro. ¿Cuáles son los elementos principales de tu narrativa personal/comercial? ¿qué es lo que te define? ¿cuáles son tus principales fracasos y tus más importantes triunfos? ¿qué es lo que inspira, qué es lo que te mueve a despertarte cada mañana?

Si la tienes clara, bien. Has recorrido una parte importantísima en tu camino profesional. Pero no dejes de conocerte, no dejes de hacer ajustes, de proyectar tus fortalezas, de seguir tus estrellas.

¿Cómo descubres/creas tu Historia personal si no sabes cuál es?

En Astrolab hemos desarrollado un concepto que sintetiza los pasos previos que puedes tomar para armarla: le llamamosarmar tu rompecabezas al proceso de descubrir quién eres.

Mira este video de cuatro minutos sobre Gillian Lynne y cómo ella armó su rompezabezas.

¿Cómo armamos nuestro rompecabezas? No es fácil. El primer paso es encontrar tu pasión: finding your passion changes everything, dice Ken Robinson en The Element (nombre definitivo del libro que, según él, se llamaría Epiphany).

Aquí te pongo otro video de 2 min donde Simon Sinek explica cómo descubrir tu pasión:

Esto, decíamos, es sólo el comienzo. Lo que sigue es encontrar un punto de unión entre nuestras pasiones y nuestras aptitudes.

Ken Robinson le llama The Element al lugar de encuentro entre aptitud natural y pasión personal. Ese lugar o situación o realidad tiene, según el autor, dos características principales, y dos condiciones para estar en él. Las características son aptitud y pasión. Las condiciones son actitud y oportunidad. La secuencia va más o menos así: soy bueno; me gusta; lo quiero; ¿dónde está? (Ídem). Si logramos encontrar nuestro Element habremos dado un GRAN paso en la configuración de nuestra Historia. Dice Robinson:

“Being in their Element takes beyond the ordinary experiences of enjoyment or happiness. We’re not simply talking about laughter, good times, sunsets and parties. When people are in their Element, they connect with something fundamental to their sense of identity, purpose, and well-being. Being there provides a sense of self-revelation, of defining who they really are and whay they’re really meant to be doing with their lives”
(Robinson, 2009)

Ricardo Murcio Rodríguez, profesor del IPADE, explica este proceso de descubrimiento de la siguiente manera: “Una de las formas como podemos definir nuestro futuro profesional es realizar una reflexión profunda acerca de cómo nuestras habilidades, gustos, deseos, circunstancias y decisiones nos han llevado a ser lo que somos ahora” (Murcio, 2010). En ese orden de ideas, todos podemos ser agente (administrar lo recibido), autor (decidir nuestro destino) y actor (dejarnos llevar por las circunstancias). Explica Murcio:“El hombre actúa como agente, cuando sigue el proceso natural de la vida. Cuando el individuo actúa con lo que ha recibido: con sus capacidades naturales, con los aprendizajes de la infancia y según sus tendencias naturales (…). No obstante, el sentimiento de aquel que se cree sólo agente es el determinismo, la limitación, la imposición y la impotencia”. ¿Por qué? Porque el que vive la vida así se niega la posibilidad de cambio. Y tú no quieres pensar igual.

En cambio, hay otros que deciden tomar las riendas de su vida. Explica Murcio: “Las personas actúan como autores cuando han sido capaces de establecer sus metas e ideales. El autor frente a la disyuntiva de ir por el camino A o el B, opta por alguno de los dos, sabiendo que cualquiera de los dos tiene costos y beneficios y, sabiendo, además, que la decisión es suya y de nadie más”.

Un tercer grupo de personas decide hipotecar su libertad. “El hombre se comporta como actor cuando se deja llevar por las circunstancias de la vida. Es como una persona que se ha vendado los ojos y va por la vida cambiando de rumbo en cuanto se topa con alguna dificultad”.

No se trata de escoger uno de los tres. En realidad, las tres dimensiones se dan unidas en la realidad. Por eso es fundamental conocernos para discernir por qué hacemos lo que hacemos. Concluye Murcio: “Unir los puntos en el pasado nos sirve para entender cómo llegamos al presente, pero más importante, nos permite conocer las cualidades, valores y habilidades que he desarrollado para el futuro”.

Ahora bien, todos necesitamos ayuda para unir estos puntos. “Often we need other people to help us recognize our real talents” (Robinson).

Algunos tips y facts que te servirán para encontrar tu Element:

-Ten claro que tu inteligencia es muy diversa. Si no estás convencido de que piensas de muchas maneras distintas limitarás severamente tu oportunidad de descubrir quién eres y cuál es tu vocación personal

-Ten claro que tu inteligencia es muy dinámica. Muchas veces encontraremos nuestro Element buscando nuevas conexiones entre cosas

-Ten claro que tu inteligencia es única y enteramente original

-Busca el medio que excite tu imaginación, el medio en el que te sientas feliz de jugar y trabajar. “History is full of examples of people who didn’t discover their real creative abilities until they discovered the media in which they thought best” (Robinson).

Una vez que hayas descubierto tu Element y que tengas claro las distinciones entre lo recibido, lo decidido y las circunstancias, verás cómo tu Historia comienza a surgir. Y te darás cuenta que puedes hacer ajustes en esa Historia: te conviene. La Historia que nos contamos a nosotros mismos -y que contamos a los demás- tiene un gran peso en nuestro futuro.“Backstories actually can define a person’s future, [Deepak Chopra] said, because we’re conditioned by experience to repeat our stories. Depending on the nature of these stories, this repetition can produce positive or negative results” (Guber, 2011).

¿Qué nos hace grandes como personas o como empresas? Desarrollar la habilidad de contar una nueva Historia: “This doesn’t mean changing the experience on which the story is based. It means mentally creating a new context and a new meaning that breaks the pattern and hold of the backstory. The new story then serves as a bridge from what is to what could be” (Ídem).

Ahora sí, una vez que tengas clara tu Historia, lánzate a mover.* En Astrolab también ofrecemos este servicio, por cierto.

Posdata. Ya estamos diseñando las versiones INSPIRA 1.1 (storytelling para estudiantes de carrera) e INSPIRA 1.2 (storytelling para emprendedores/profesionistas). ¿Te interesa? Mándame mail a andres.oliveros@gmail.com con el horario que más prefieras. Cualquiera de los workshops dura nueve horas.

Sobre el autor

Andrés Oliveros

Cofundador & RP

Andrés es testigo de cómo se desperdicia muchísimo tiempo, talento y energía en las organizaciones por operar como lo hacían en el siglo pasado. Desde el 2012 se dedica a ayudarle a líderes y a equipos en empresas globales a mejorar cómo aprenden, se comunican y colaboran para destrabar el potencial de sus colaboradores y así ayudar a crear comunidades más humanas. 💬


Fecha:
16 de septiembre de 2012

Categoría:
Workshops


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.

Suscribir
Notificar de
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Más historias como esta
Ver todas las historias