Los directores no leen (tus mails)

Por: Óscar Ramírez

director comunica de manera oral
Juan forma parte de mi equipo en Astrolab. Hace unos días me buscó con una inquietud:

-Me escribió por correo la directora de recursos humanos de X compañía y quiere que le expliquemos nuestros servicios por este mismo medio. ¿Qué le respondo?

Muchos hemos estado en la misma situación: sentados en nuestro escritorio por minutos (a veces se convierten en horas) mientras redactamos un correo para el director. Lo repasamos mil veces en nuestra cabeza, ‘es que ¿cómo le digo todo lo que pienso con un texto digital?’ o ‘es que, no le quiero quitar su valioso tiempo, mejor se lo digo por mail’.

¿Qué le responderías a Juan?

Hay una máxima que se enseña en las escuelas de comunicación -atribuida a una investigación del Dr. Albert Mehrabian- que señala: sólo el 7% de la información que recibimos tiene qué ver con la palabra, mientras que el 93% restante se relaciona con elementos contextuales: tono de voz, postura, lenguaje corporal, retroalimentación.

De hecho, según estudios recientes dirigidos por Justin Kruger en la Universidad de Nueva York, sobreestimamos la habilidad del lector de entender el entorno y, cuando nos falta esa información contextual, la rellenamos con estereotipos y datos potencialmente incorrectos. ¿Cuántas veces has enviado un correo sano que termina en una cadena de frustración?

En un correo damos lugar a montones de suposiciones por parte del lector porque hay poca (o nula) posibilidad de hacer empatía. La llamada ‘maldición del conocimiento’ es llevada a la potencia cuando escribimos por mail. Entonces se convierte en casi azaroso adivinar el estado de ánimo del emisor o la verdadera intención detrás de una palabra.

En cambio, cuando tenemos una comunicación oral, son precisamente esas señales contextuales las que nos llevan a envolver al receptor y corregir el camino si vemos que no se está ‘ganchando’ con nuestra comunicación.

Algunos directores se dieron cuenta de esto. Ahora no leen tus mails, mejor procuran buscarte para que les cuentes en cinco minutos qué sucedió y cómo lo resolviste.

Juan decidió marcarle a la directora. La llamada terminó en una junta de 25 minutos en donde se presentaron, se intercambiaron información y posiblemente comiencen un proyecto juntos.

Sobre el autor

Óscar Ramírez

Cofundador & CMO

Óscar cree que estamos hechos para crear y que el futuro del trabajo exige re-aprender a planear, colaborar y liderar a otros. 🙌



Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.

Suscribir
Notificar de
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Más historias como esta
Ver todas las historias