¿Cómo alinear e involucrar a tu equipo con los objetivos de negocio?

Por: Gerardo Cañamar

Estamos iniciando el año y TODAS las empresas arrancan con la misión de cumplir los objetivos estratégicos que se definieron en las sesiones de planeación; ejercicios en los que, por lo general, solo participan las personas con mayor responsabilidad y experiencia dentro de la organización.

Y aquellos responsables de liderar estas iniciativas se enfrentarán a alguno, –sino es que a todos– los siguientes retos:

– Transmitir con claridad la relevancia del objetivo y cómo se liga éste con la estrategia de la empresa.

– Acordar y coordinar los pasos o la forma en la que se planea cumplir con el objetivo, así como los resultados esperados de cada hito.

– Materializar cada uno de los pasos del plan de implementación.

– Retroalimentar el plan y hacer ajustes derivados de los aprendizajes en la implementación.

En este artículo quiero compartir contigo una serie de pasos o ejercicios que utilizamos la semana pasada para ayudar al equipo directivo de RH de Goodyear con la alineación y definición de su plan para cumplir con un objetivo específico de negocio.

PASO 1.

Definir una visión, es decir, clarificar cómo se ve el éxito una vez que se haya concluido con la implementación del proyecto. Esto lo puedes hacer a través de un ejercicio sencillo que consta de imaginar qué diría el titular de un periódico o una revista respecto a tu proyecto, cuáles serían los encabezados de esa historia e incluso imaginar citas textuales de algunos actores clave.

PASO 2.

Definir los comportamientos, conocimientos y habilidades que tendrán las personas dentro del equipo una vez que hayan alcanzado esa visión. Si no tienes esto claro, difícilmente podrás medir el éxito y el retorno de la inversión. Un ejercicio que te podría ser útil, sería construir frases cortas como “las personas tomarán decisiones asertivas”, “las personas podrán encontrar soluciones por sí mismos”.

PASO 3.

Definir los principales stakeholders en torno a tu proyecto o iniciativa. Y, una vez que los tengas identificados, evaluarlos y mapearlos con base en su participación e interés en el proyecto. Aquí lo que debes buscar es responder las siguientes preguntas: ¿a quién le tienes que pedir …?, ¿quién tiene que autorizar …?, ¿a quién tienes que consultar sobre …?, entre otras.

PASO 4.

Identificar las principales fuerzas impulsoras y detractoras a las que se va a enfrentar tu iniciativa. Estas fuerzas pueden venir en la forma de elementos sociales, culturales, tecnológicos, estructurales, etc. El objetivo de identificarlas es diseñar planes apalancados de aquello que haga sentido y contrarrestar lo que más les pueda afectar.

Una vez que tienes claras estas cuatro cosas, es más fácil diseñar el camino que tentativamente tú y tu equipo deberían de seguir, así como las principales actividades o responsabilidades que tendría cada quien.

Finalmente recuerda que esto no significa que tu plan esté escrito en piedra o que sea infalible. De aquí en adelante, lo más importante es que tú y tu equipo se mantengan abiertos y receptivos al feedback que les dé la operación; esto con la finalidad de llevar a cabo las iteraciones y ajustes necesarios.

Si tú también buscas acelerar la alineación y adopción de tus proyectos estratégicos, agendemos una llamada y con mucho gusto te puedo ayudar.

Sobre el autor

Gerardo Cañamar

Socio Director & Consultor Sr.

Gerardo tiene una fuerte inclinación hacia la resolución de problemas complejos mediante la co-creación e iteración. 🧩


Fecha:
20 de enero de 2023


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.

Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Más historias como ésta
Ver todas las historias