¿Por qué es tan difícil contar historias?

Por: Óscar Ramírez

¿Por qué es tan difícil contar historias en los negocios? y ¿qué hacer con eso?

La semana pasada, fui a un evento del futuro de los negocios. El evento cerró con una mesa panel donde algunos líderes compartieron sus perspectivas sobre innovación, tecnología y cómo están transformando sus organizaciones en distintos sectores.

La sala estaba llena de profesionales con muy buen perfil. Para quienes expusieron, era una oportunidad perfecta para ganarse a la audiencia con algún caso de éxito, una historia. Sin embargo, los expositores prefirieron otros formatos. Mejor hablaron en términos generales, con un lenguaje abstracto y más técnico.

Me di cuenta cómo los asistentes, que al principio escuchaban atentos, empezaron a distraerse; volteaban a ver sus teléfonos, sus relojes. Al final, algunos salieron y no se quedaron al cierre.  

La mayoría de nosotros ya normalizamos la falta de atención, pero justo en un entorno donde la atención es un recurso limitado, ¿cómo podríamos mejorar nuestra capacidad para comunicar e influir en otros?

La comunicación en la era de la IA

No es casualidad que en 2024, la habilidad más demandada en las organizaciones no es la gestión de proyectos, ni el análisis de datos, sino la comunicación. 

Incluso en la era de la inteligencia artificial, donde ChatGPT puede organizar y resumir enormes cantidades de información, la capacidad de presentar esos datos de manera convincente y de construir confianza sigue siendo una tarea humana. 

La tecnología puede ayudar, pero aún no reemplaza el toque personal y la habilidad para interpretar y transmitir un mensaje en un ambiente de negocios.

¿Por qué es tan dificil contar historias? by Astrolab

– La AI convierte esta idea en un largo correo electrónico que puedo pretender que escribí

– La AI convierte un largo correo electrónico en una pequeña idea que puedo pretender que leí

El lenguaje de los negocios

En los últimos meses, he recibido la misma llamada de distintos clientes: “mi equipo usa un lenguaje demasiado técnico, ¿cómo le ayudo a ser más emocionante?”. 

Lo he visto en equipos gerenciales, en equipos comerciales, y en especialistas de áreas como finanzas o TI. 

En el entorno empresarial, prevalece la comunicación formal; compartir información técnica; presentar usando datos y bullets. Ahí es donde la mayoría de los profesionales se sienten cómodos. 

Aunque muchos de ellos han escuchado que el storytelling oral de negocios podría ayudarles a establecer conexiones más significativas con colegas, clientes y subordinados, incrementando su influencia, esto aún lo ven como “riesgoso”.

A lo largo de doce años de carrera enfocado en esta competencia, escucho las siguientes razones de por qué es difícil contar historias en los negocios y cómo dar ese salto podría transformar la forma en la que nos comunicamos.

“Tengo poco tiempo para la paja

La presión de tiempo es una realidad en los negocios, pero recargar una presentación de datos puede ser contraproducente. 

Hace unos meses, trabajé con un equipo comercial del sector farma en Ciudad de México. Un integrante del equipo preparaba una presentación importante para una de sus líneas de negocio. Para cuando nos reunimos, había acumulado una gran cantidad de información para demostrar su experiencia. 

Mientras se acercaba la fecha de la presentación, se dio cuenta de que tenía más de 30 diapositivas con mucha información técnica por condensar. Sentía que todos los datos eran esenciales y estaban atorados para decidir qué recortar. Sin embargo, no había espacio para historias: “Oscar, es que no tenemos tiempo para la paja”.

Difícilmente un cliente va a tomar la decisión de comprar solo basándose en datos. Como señala Daniel Kahneman, una presentación abrumada con datos sobrecarga el Sistema 2 y no conecta emocionalmente con el Sistema 1.

Es esencial priorizar y seleccionar cuidadosamente qué información presentar. Contar una historia relevante y bien estructurada puede hacer que la presentación sea más memorable y efectiva.

¿Por qué es tan dificil contar historias? Por Astrolab

“No me puedo exponer con mi equipo” 

Contar una historia implica compartir experiencias personales y emociones, lo cual puede hacernos sentir vulnerables. En un entorno de negocios, esto puede ser visto como una señal de debilidad o falta de profesionalismo.

Recuerdo un programa que fui a dar a Ciudad del Carmen para una empresa en la industria energética. 

El grupo avanzaba con buena disposición. Al final, una ejecutiva levantó la mano y dijo frente a sus compañeros: “Esta es una gran herramienta para comunicarnos entre nosotros, pero no esperes que yo me abra de esta manera con mi equipo. Voy a perder el liderazgo que tanto tiempo me ha costado construir.”

Esta persona estaba renuente a contar historias con su equipo por temor de ser juzgada negativamente si la historia no era bien recibida o si se percibía como demasiado personal.

Al contar historias, los líderes se muestran vulnerables, y esto les ayuda a crear conexiones profundas con sus equipos. Como diría Brené Brown, nos sentimos más vivos cuando nos conectamos con otros y somos valientes al contar nuestras historias.

La autenticidad y la conexión son herramientas poderosísimas para desarrollar tu liderazgo. Al compartir historias, aumentas tus probabilidades de ganarte a los miembros de tu equipo y construir tu marca personal.

¿Por qué es tan dificil contar historias? By Astrolab

“Lo intenté y no me sentí yo”

Contar buenas historias requiere hooooras de práctica.

Durante el último INSPIRA que me tocó dar en una empresa de bienes de consumo, un participante dijo: “Nunca había contado historias en un entorno profesional. Siempre me limito a presentar hechos y cifras. Ahora que entiendo cómo funcionan, lo intento pero es incómodo y me siento desarticulado.” 

Al principio, puede parecer difícil e incómodo, pero con el tiempo y la repetición, las historias se vuelven más fluidas y efectivas.

Además, tus historias no tienen que ser perfectas. Dice Shawn Callahan, que las historias demasiado estructuradas pueden ser sospechosas en un entorno empresarial. Los profesionales se sienten más cómodos con historias imperfectas. Son mejor recibidas en un ambiente de negocios.

Mi recomendación siempre es buscar oportunidades para practicar, ya sea en reuniones pequeñas, eventos familiares, con tus hijos, en redes sociales o incluso en conversaciones con tu pareja. La mejora vendrá con la práctica constante y el feedback que obtengas de los demás.

¿Por qué es tan dificil contar historias en el trabajo? Por astrolab

¿Qué hacer con esto?

Ahora que terminaste de leer, te podrías preguntar: “¿y esto, cómo me ayudará a ser mejor storyteller?”

Sugiero que hagas un examen rápido y que escribas en un post-it cuál de estas razones te escuchas decir:

  • “Tengo poco tiempo para la paja” 
  • “No me puedo exponer con mi equipo”
  • “Lo intenté y no me sentí yo” 

Si ya la identificaste, trabaja en esa área específica. Aquí tienes algunos pasos para comenzar:

  1. Presión de tiempo: Simplifica tu mensaje. Cuenta historias breves que capturen el PUNTO que quieres transmitir. Recuerda que una buena historia puede dar contexto y hacer que tus datos sean memorables. 
  2. Miedo a la vulnerabilidad: Intenta conectar en un nivel más profundo. Empieza con pequeñas historias personales con tu equipo más cercano y documenta sus reacciones. Respalda tus opiniones con historias y hechos concretos: agrega fechas, lugares, personajes y diálogos. En lugar de solo expresar tu punto de vista, complementa con una historia que demuestre por qué crees en ello. 
  3. Falta de práctica: Busca oportunidades ordinarias para contar historias. Participa en talleres, presentaciones informales en donde puedas probarte. A mí me ha servido mucho grabarme, subir mi contenido a redes sociales y estar abierto a la retroalimentación. A veces, me doy cuenta que me enrollé o no funcionó la historia la primera vez que la conté. La práctica constante y el feedback te ayudarán a mejorar y a salir de la incomodidad.

 

Al enfocarte en una de estas áreas y trabajar en ella, podrás mejorar tus habilidades para contar historias y, con el tiempo, verás cómo esta competencia transforma la forma en que te relacionas con los demás en el entorno empresarial, mientras que desarrollas tu influencia y tu marca personal. 

Recuerda que el storytelling es una poderosa herramienta para conectar, influir en otros y crecer tu liderazgo. Si quieres agendar una reunión conmigo para cotizar un programa de Storytelling para tu equipo, escríbeme a os@astrolab.mx

 

Sobre el autor

Óscar Ramírez

Cofundador & CMO

Óscar cree que estamos hechos para crear y que el futuro del trabajo exige re-aprender a planear, colaborar y liderar a otros. 🙌


Fecha:
18 de junio de 2024


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.

Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Más historias como ésta
Ver todas las historias