Dos herramientas de comunicación discreta que puedes usar

Por: Andrés Oliveros

Nueve, siete, cinco, tres

El mágico número siete, más o menos dos suena a álbum de The Beatles, pero en realidad es uno de los artículos más citados en la historia de la psicología moderna, escrito por el psicólogo George Miller. 

El nombre del artículo hace referencia a la cantidad de ideas que un humano promedio puede tener en su memoria de trabajoworking memory, o memoria de corto plazo— al mismo tiempo. 

Daniel Kahneman falleció el miércoles 27 de marzo del 2024. Ese día, conocí al Dr. Ed Awh en New Deck Tavern, un bar cercano a UPenn donde varios de mis compañeros se suelen reunir para Trivia Night. Ed es director de un laboratorio de neurociencia en la Universidad de Chicago enfocado en estudiar la atención y la memoria, y estaba sentado en la barra. 

Después de brindar por Kahneman con un par de Guinness, le pregunté su opinión sobre el artículo de Miller. 

–Ni nueve, ni siete ni cinco. Tres es un número más aproximado a la verdad. Lo hemos comprobado una y otra vez en el laboratorio. 

La pregunta que quiero resolver en este artículo es cómo comunicar cada una de esas tres ideas. Me gustaría argumentar a favor de usar un enfoque discreto al comunicar cada idea, versus uno continuo, usando PERAs y señalización

¿Discreto o continuo?

En ciencia, la distinción entre discreto y continuo se refiere a dos formas diferentes de representar y analizar datos o fenómenos.

Modo discreto versus continuo de visualizar información

Los datos discretos se componen de elementos separados y distintos. 

Ejemplos:

  • Números enteros (0, 1, 2, 3…)
  • El número de estudiantes en una clase, el número de autos en un estacionamiento.
  • Encendido/apagado, verdadero/falso.

Los datos continuos se pueden dividir indefinidamente, y pueden tomar cualquier valor dentro de un rango. 

Ejemplos:

  • Números reales (1.5, 2.718, π)
  • La longitud de un objeto, la temperatura, el tiempo.
  • Cualquier función que no tenga saltos, como las funciones matemáticas 

Si quieres captar la atención de los demás y ser memorable al comunicar una o varias ideas, asegúrate de comunicar tus ideas de manera discreta (en el sentido de separadas y distintas, donde cada idea tiene un inicio y un fin).

Por el contrario, comunicarte de forma continua sería más o menos así: compartes una idea, luego empiezas la segunda, pero a la mitad de hacerlo inicias con la tercera, para luego regresar a dar contexto… 

PERA: una herramienta discreta de storytelling

La razón de por qué usar un formato discreto en tus interacciones de comunicación es que, de acuerdo a un estudio publicado en el 2020 en una revista que estudia la comunicación desde la química, la biología y la física, la información parece ser representada así en el cerebro.

En otras palabras, usar un modo discreto hará mucho más fácil que los demás te sigan, te entiendan, te recuerden, y por esto, retransmitan lo que escucharon de ti.

En el INSPIRA y en otros artículos de este blog hemos hablado sobre PERA, el acrónimo y herramienta de storytelling que se compone de un punto, un ejemplo, una razón y una acción o un aprendizaje.

PERA es una excelente herramienta discreta de storytelling: cada PERA tiene un inicio (punto), un desarrollo (ejemplo, razón) y un cierre (acción o aprendizaje). 

El único peligro es que desconectes por completo tus PERAs, en caso de que tengas que comunicar más de una idea. La sugerencia que damos en Astrolab para resolver esto es asegurarte de llenar un Playbook y de responder las preguntas de qué, porqué y cómo. Eso te dará más certeza sobre qué necesitas comunicarle a tu audiencia.

En el resto de este artículo hablaré de cómo usar señalización en tu forma de hablar para aumentar la probabilidad de que tus ideas sean representadas como discretas. 

Señalización (o signposting)

El año pasado tomé una clase de improvisación. Recuerdo que el facilitador dedicó tres horas a hablar sobre el concepto de signposting a la hora de hablar en público.

Señalización en el metro de la Ciudad de México

Señalización es el uso de palabras para demarcar las distintas ideas de tu mensaje o presentación. Muchos profesionales abren sus juntas o conversaciones hablando sobre los objetivos de ese encuentro, y luego van dando pequeñas indicaciones sobre cómo van avanzando en la comunicación de sus ideas.

El reto consiste en hacer muy clara la distinción entre cada segmento de tu plática. De esta manera etiquetas tus ideas y haces más obvio que estás usando una manera discreta de hablar. 

Como evidencia de señalización usaré el discurso que dio Siddhartha Mukherjee ayer en el 268th Commencement de la Universidad de Pennsylvania.

Nacimiento, muerte, cuatro regalos

Siddharta Mukherjee es un escritor y un oncólogo especializado en terapia celular para combatir el cáncer. En el 2011 ganó el Premio Pulitzer por su libro The Emperor of All Maladies: A Biography of Cancer, y hace un par de años publicó The Song of the Cell: An Exploration of Medicine and the New Human que apenas acabo de empezar.

Ayer, Mukherjee fue el orador invitado a la graduación de UPenn, y tengo que aceptar que fue una muy buena elección —¡neutra!—, especialmente con las tensiones derivadas de los campamentos pro-Palestina en la universidad.

Mukherjee desde mi lugar en la ceremonia de graduación

Mukherjee me hizo llorar un poquillo, la verdad (pregúntame en qué parte). Su charla, titulada Four Offerings: Two Statements and Two Questions me pareció muy buena: breve, profunda y, al hablar de nacimiento, muerte, amor y perdón, unificadora.

Además de tener una gran estructura y algunas buenas historias, Mukherjee hizo un gran esfuerzo en señalizar las distintas partes de su mensaje.

Después de saludar a la audiencia y hacer una pausa, Mukherje abrió con las siguientes palabras:

Cada graduación marca dos transiciones: un nacimiento y una muerte. 

De ahí, justifica por qué iniciará hablando sobre la muerte, y anuncia que eventualmente hablará sobre nacimiento. 

Luego, da algo de contexto y anuncia el título de su plática, para ahora sí desarrollar el tema de la muerte usando pequeños ejemplos y sus aprendizajes derivados de esos ejemplos.

Finalmente, aborda el tema del nacimiento, compartiendo varias historias de origen que usa para hilar su narrativa personal.

Antes de cerrar, y empatizando con la audiencia que para ese momento lleva varias horas bajo el sol, hace otro anuncio (“Estoy por terminar”), para hacer un último llamado a la acción: 

No olviden votar.

(Bonus: encuéntrame en la audiencia entre el minuto 1:03 y 1:06)

Vamos a cerrar este post (señalización 😜).

Comunicarte de manera discreta hará que los demás te sigan, entiendan y recuerden más fácil. Usar PERAs y señalización son dos herramientas discretas de comunicación que puedes usar en tus conversaciones, presentaciones o juntas.

¡Me cuentas cómo te va!

Dos herramientas de comunicación discreta que puedes usar

¡Hola!

Sobre el autor

Andrés Oliveros

Co-founder


Fecha:
22 de mayo de 2024


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.

Subscribe
Notify of
2 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Madelin
1 month ago

Andres, antes que nada enhorabuena con tu graduación y gracias por los nuggets de wisdom que nos muestras a través del storytelling y las PERAS!

Helena Guajardo
1 month ago

Atinado Andrés: Confieso que suelo leer, disfrutar y aplicar en mi vida lo aprendido en tus artículos (personalmente me declaro admiradora de la PERA, desde que tuve el honor de conocerla gracias a una clase impartida por ti).
Este post en particular me parece bastante útil y práctico (ya lo compartí con los miembros de mi equipo) y además de felicitarte por tu graduación, lo aprovecho para preguntarte ¿Qué parte del discurso te hizo llorar? (nomás para abrir hilo de chismecín).
Un abrazo,
Hele

Más historias como ésta
Ver todas las historias